DropShipping, el intermediario del eCommerce

dropshipping_La venta online está de moda, nacen muchas e-Commerce en busca de unos ingresos que con una tienda física sería complicado competir en precios, además de incurrir en gastos estructurales inicialmente elevados, lo que hace que muchas personas tiendan por este tipo de negocio. El DropShipping es una buena solución.

Existen diversas formas de vender en Internet, bien con una web donde se contacta con potenciales clientes, a través de tiendas montadas en plataformas sociales como podría ser las f-Commerce –tienda insertada en Facebook-, y la que nos ocupa, la tienda virtual, comúnmente conocida como eCommerce. Decir que los otros ejemplos también son eCommerce.

La mayoría de eCommerce que se lanzan al mercado son prolongaciones o extensiones de negocio off-line hacia lo on-line. Donde la mercancía está físicamente en los almacenes de la propia tienda real. Algunas no utilizan este formato, sino que la mercancía no la tiene físicamente la tienda virtual, sino que está alojada en proveedores externos a la tienda virtual.

La tienda virtual es el actor que promueve y oferta la mercancía, el cual recoge los pedidos de los usuarios interesados en su adquisición. Este actor –la eCommerce-  es la que genera el pedido hacia su proveedor de mercancía, el cual tiene los productos almacenados en su propio almacén, sin que la tienda online tenga que hacer acopio de producto, ni teniendo que soportar los costes estructurales de almacenamiento ni las cargas en producto inmovilizado.

MODALIDADES DE ENVÍO

1.  Bien que el almacenista envíe el pedido a las instalaciones del eCommerce y desde la tienda virtual realice el envío al cliente,

2. O bien que la mercancía salga directamente hacia el cliente desde las propias instalaciones del almacenista.

Una de las dos formas será la que se decida como formato de distribución en el Plan de Marketing-Mix de la eCommerce. En ambos casos la e-Commerce abonará la mercancía al almacenista, y será la propia e-Commerce quien cobre del cliente. Esa diferencia es el beneficio comercial que se obtiene del proceso.

Este tipo de negocio tiene una gran ventaja, no existen costes estructurales ni inmovilizados, los cuales hay que adelantar antes de su venta. Podemos decir que el beneficio es casi neto, ya que los costes de mantener una tienda virtual actualmente son mínimos.

Pero también existen grandes desventajas, y sobre todo son las competitivas. Aquí no se puede realizar campañas agresivas de descuentos, ni por lotes, ni por volumen si no es con el beneplácito del almacenista. No tenemos ni podemos ejercer control directo sobre la mercancía, la cual está a expensas del almacenista y su reparto y/o distribuidor logístico que realice la entrega en el cliente.

Bien podríamos llamar a este planteamiento de negocio como al ‘agente comercial’ en la vida real, trasladado al mundo online. Empresas que almacenan mercancía que ‘terceros externos’ se dedican a su promoción y venta.

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comments (1)
  1. laroussi

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dropshipping, el intermediario del eCommerce

La venta online está de moda, nacen muchas e-Commerce en busca de unos ingresos que con una tienda física sería complicado competir en precios, además de incurrir en gastos estructurales inicialmente elevados, lo que hace que muchas personas tiendan por este tipo de negocio. El Dropshipping es una buena solución.