5 errores que debes evitar para que tu marca no pierda visibilidad

errores a evitar para que la marca no pierda visibilidad

Vivimos en un mundo de abundancia, donde recibimos información hasta por los codos, y cada una de esas fuentes de información y contenido se pelean por ganar aunque sea un poco de nuestro limitado tiempo. Y así es la realidad del mundo de los negocios, donde cada marca u organización – grande o pequeña – lucha por nuestra atención.

Las personas viven un estilo de vida ajetreado, con responsabilidades cada vez más numerosas, con distracciones cada vez más amplias.

Entonces surge la pregunta, ¿estamos considerando esta realidad cuando tratamos de comunicarnos con nuestros clientes?

No nos engañemos. Sabes que tus clientes no tienen pegado en su nevera un recordatorio del próximo lanzamiento de tu empresa, ni mucho menos tienen una alarma en sus smartphones que les avise cuándo y dónde será el próximo evento al que asistirás. Y no te desanimes, es un juego de tronos que todas las marcas juegan.

Pero, por suerte, sí hay ciertas tuercas que apretar para lograr ocupar un espacio en la memoria de tus clientes potenciales. Y no se trata de convertirse en Microsoft, sino de tener claro puntos clave del funcionamiento de la comunicación hoy en día.

Razones por las que tu marca puede pasar desapercibida

Si tu marca se está volviendo invisible como Gasparin, es posible que estés cometiendo alguno de estos 5 errores.

1. Tu mensaje es “otro del montón”

Con tanta información y contenido atacando nuestra atención, hemos desarrollado como un filtro para las cosas “normales”.

Ponte tú mismo a prueba, y verás que solo le prestas atención a aquellas cosas que se alejan de lo ordinario.

Por ello tienes que ser osado con lo que quieres comunicar y escribir textos irresistibles. Busca algo que te haga especial, hazte distinguir del resto, sobresale.

Es importante que sepas segmentar a tu público, no trates de conectar con todo el mundo.

2. No juegas con las emociones

Recientemente se ha afirmado que casi el 99 por ciento de las ocasiones, compramos un producto a consecuencia de un impulso, sentimiento o emoción que tan solo se ha razonado en parte.

Muchas veces compramos lo que nos hace sentir mejor, sin importar si es lo más barato o no, incluso para aquellos bolsillos más limitados.

El marketing emocional – como se conoce – lo que propone es que dejes una huella en el consumidor o cliente a través de estímulos basados en el placer y en el bienestar.

Identifica los deseos y necesidades del consumidor y establece una relación entre sus intereses y las propiedades intangibles del producto.

Mira el último par de zapatos deportivos que compraste, no son los más baratos, ¿cierto? pero si fueron los que mejor te hicieron sentir.

Enfatiza los aspectos emocionales para atraer a los clientes adecuados y crear relaciones más intensas.

3. Tus palabras no conectan

Primero hablamos de sobresalir con lo que queremos comunicar, y luego con la importancia de apelar a las emociones. Y esto se logra plasmando las palabras correctas.

Las palabras siempre han tenido un valor importante dentro del mundo de los negocios.

No olvides que los contactos que se producen entre marca y consumidor son fundamentalmente escritos: tus anuncios, tu página web, tu blog, tu newsletter…

Claves del copywriting

En ese sentido, es importantísimo que tengas presente las claves del copywriting:

  • Conoce a tu público: Párate a pensar a quién va dirigido tu texto, ya sea un email, un post para tus redes sociales o tu página web.
  • Conoce el valor de tus productos: ¿Qué problema ayudas a resolver con tus productos o servicios?
  • Establece un objetivo: Piensa en todo momento: ¿Cuál es el propósito de este texto? ¿Qué decisión estoy tratando de conseguir que tome mi cliente potencial?
  • Utiliza un encabezado o título apremiante: Define bien el objetivo de tu texto y utiliza llamadas a la acción para conseguir que tu cliente actúe.
  • No te olvides de las llamadas a la acción: Sea cual sea el formato de tu texto, el objetivo final siempre debe ser que el lector tome la decisión que a ti te interesa.

Para ello, debes presentarle esa opción muy claramente: diles qué es lo que quieres que hagan (comprar, ponerse en contacto contigo, compartir tu artículo), y díselo de manera muy clara. No se lo pongas difícil.

Y sobre todo, nunca renuncies a tener un tono de voz propio que te diferencie de tu competencia.

4. No eres útil, interesante o inspirador

Es verdad, queremos lograr ventas, pero es importante que nuestra estrategia no se trate únicamente de “quiero que compres esto”.

Los usuarios reciben una cantidad inmensa de anuncios publicitarios en un determinado periodo de tiempo, lo que los ha hecho perfeccionar el arte de filtrar.

¿Qué filtran los usuarios? Esos anuncios que solo apuntan a sus bolsillos.

Por otro lado, hay anuncios y contenidos que rara vez filtran:

  • Que resuelva un problema concreto.
  • Un contenido que sorprenda y salga de lo cotidiano.
  • Que avive la chispa creativa.

En ese sentido, las marcas tiene algo claro: y es que, a diferencia de la publicidad tradicional, éstas deben adoptar una postura diferente.

Deben ser capaces de crear contenido. Por eso el inbound marketing ha venido para quedarse, ya que tiene la finalidad de crear contenido que marque la diferencia, y se enfoca en la vinculación de la marca y el engagement de los usuarios.

5. Fallas en la experiencia de marca

El factor importante en la construcción de una marca son las experiencias que esta genera con sus usuarios.

La experiencia en general con una marca es el factor más importante cuando deciden comprar o volver a comprar un producto. Generar experiencias de marcas es clave y ello va más allá de la promoción y la publicidad.

Las grandes marcas saben de ello, sin embargo existen marcas globales que les cuesta mucho lograr mencionada experiencia de manera adecuada, una experiencia coherente con los atributos o características de cada marca.

Las marcas tienen que dar qué hablar, y contar historias con las que sus consumidores se sientan identificados y quieran compartirla.

En este contexto las marcas pasan de ser emisores voraces en sentido unidireccional a crear una cultura de marca, cuyo motor son sus fans.

Crean comunidades de marca y causas en las que puedan participar los consumidores, en un entorno cada vez más social es posible cuando se realiza un trabajo dedicado y planificado.

Sé coherente a nivel escrito y visual. Diseña una experiencia consistente en todos y cada uno de esos momentos clave. Sé reconocible.

Así te será más fácil crear familiaridad, credibilidad y confianza. Tres factores imprescindibles para decantar la balanza a tu favor y cerrar la venta.

Ese público o cliente potencial que quieres captar nunca se dejará si no adoptas una posición más natural, creativa y atractiva. Esa es la primera batalla que debes ganar.

edith gomez 200x200 150x150

Edith Gómez es editora en Gananci y apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

@edigomben

 

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redaccion en medios digitales: El reto para los Marketers

La redacción en medios digitales no es fácil, hay gran oferta de información en Internet y los usuarios participan y producen contenidos todo el tiempo.