Cómo usar el marketing de guerrilla para potenciar la marca

ejemplos de marketing de guerrilla

Casi nadie se escapa de no haber presenciado o visto una campaña de marketing de guerrilla. ¿Quién no ha visto algún cartel ingenioso mientras esperas a que llegue el autobús o metro?

Qué es el marketing de guerrilla

El marketing de guerrilla es un conjunto de estrategias y técnicas de marketing, ejecutadas por medios no convencionales, y que consiguen su objetivo mediante el ingenio y la creatividad, en vez de mediante una alta inversión en espacios publicitarios. Al no ser publicidad convencional permiten impactar y captar la atención del grupo objetivo de una forma diferente”

Esta práctica empezó en 1984. Desde entonces, se han reconvertido en otras técnicas de marketing para llegar al consumidor y que no obvie lo que ve, sino que se interese por él.

Diferenciarse de la competencia

La publicidad satura al consumidor. Raro es el que no obvia por defecto los anuncios de la TV, e incluso de Internet.

En la actualidad se hace que cada vez sea más difícil para cualquier empresa llamar la atención, y diferenciarse del resto a través de la publicidad. Y si le añadimos el encontrar un espacio en el que la inversión no sea demasiado grande, y se consiga un buen impacto en el público objetivo, es todo un reto.

Ejemplos hay muchísimos. Pero hablemos de cómo potenciar la marca a través del marketing de guerrilla.

Cómo potenciar la imagen de marca

Lo que prima es el ingenio y la creatividad, eso no quiere decir que estemos planteando una campaña viral. Eso es otra cosa.

El captar la atención del consumidor es el verdadero objetivo. Que el usuario no se despiste mirando el móvil o el cielo a ver que tiempo hace. Hay que fusionar la marca o producto con lo que le rodea.

Un ejemplo, los anuncios de una película animada, Kung Fu Panda. Se llenó de marquesinas de las paradas de bus con el póster y en el suelo lleno cristales (no eran de verdad sino metacrilato roto y compactado con resinas para que la gente no se hiciera daño) simulando una fuerte patada por parte de la animación. El efecto sobre la persona que lo veía era que no le quitaba ojo al póster. Lo cual hacia que el nombre de la película se le quedara en su mente.

Cómo hacer una campaña de marketing de guerrilla efectiva

Adaptarse al entorno

Que el propio usuario o consumidor quede atrapado en el impacto. Que sea participe de la acción.

Se debe de conseguir que el protagonista de la campaña sea el que esta visualizando o cerca de donde se encuentre.

Un ejemplo: una cadena de TV por satelite decidió sacar sus series de acción a la calle. Promocionando su ultima producción, se lanzaban coches y actores a la calle en medio de un tiroteo y persecución entre coches. Todas las personas del entorno quedaban atrapadas, de donde no podían quitar ojo. Se aumentó el número de suscripciones al canal.

Dar a conocer el beneficio

Y debe simular algún efecto que le beneficia a través de la marca o producto. El efecto que tiene sobre el propio consumidor. Debe ser comprensible y que impacte de forma natural al usuario.

Un ejemplo: una carrera de fondo por la montaña en el que solo participan mujeres. A unos cuantos metros de distancia de la línea de salida un hombre se lanza la carrera, éste saca un desodorante, se lo aplica y todas las participantes detrás de él. A parte de que ahora mismo todo el mundo ya recuerda la marca, gran objetivo de la campaña, es que todos hablaban del anuncio. Y de paso en viral.

Debe ser atractiva y empatizar con el consumidor

Debe atraer al consumidor por su carisma, su imagen de marca. El buscar el símil positivo sobre la persona es lo que le hace diferente del resto de competidores. Puede que la calidad sea muy similar a otras marcas, pero la que se diferencia es la que gana el posicionamiento respecto del consumidor al tomar la decisión de compra.

Un ejemplo: una marca muy conocida de productos cárnicos monta una campaña crossmedia. La lanza por Internet a través de YouTube. Para ello, cuenta con grandes comediantes españoles.

El anuncio reza que se tienen que ir de España, pero no sin su marca de embutido. Relacionar humor, marca, con el sentimiento de ser español aunque te tengas que irte de tu tierra hace que se cree un vínculo con la marca. Porque la marca les recuerda, y no desea abandonarlos. Y por ello les homenajea como héroes a través de personas muy populares. Todas esas emociones y sentimientos bien interpretados hacen que la marca se dispare a la primera posición de su mente.

Si se sabe conjugar y fusionar todos los aspectos comentados, bien puede que estemos ayudando a crear la próxima campaña de marketing de guerrilla que nos hará fijarnos en esa marca.

 

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo usar el marketing de guerrilla para potenciar la marca

¿Quién no ha visto algún cartel ingenioso mientras esperas a que llegue el autobús o metro? Esto y más es el marketing de guerrilla.