El storytelling que cambió a una generación: “Born to Run” del Boss

las 7 claves del storytelling

En el siguiente post, y sin que pretenda ser un tutorial, una guía, ni siquiera un lote de consejos, te ofrezco algunas reflexiones sacadas de Born to Run, con el objetivo de que tomes ideas para dar forma a tu propio storytelling.

En IMF Business School sabemos que la clave para alcanzar el éxito en la estrategia de marketing se basa en conocer al detalle los elementos para construir un buen storytelling y así dar con nuestro público objetivo.

¡Quiero ver la Masterclass completa!

Historia de Burn to Run

Corría el año 1974 cuando un tipo al que no conocían más que unos cuantos amigos del barrio, pasó a convertirse en el número 1 mundial del Rock ¿Quién? ¿Cómo? Pues nada más y nada menos que Bruce Springsteen, el chaval tímido de New Jersey al que su madre regaló una guitarra en la adolescencia y con la que revolucionó el sueño americano.

Tras un par de discos con resultados modestos (Greetings from Asbury Park, N.J. y The Wild, the Innocent & the E Street Shuffle), era el momento del todo o nada, de la mediocridad o de la gloria; del infierno o del Cielo, y fue el Cielo.

Sí, Springsteen consiguió una canción preparada durante 6 meses, algo impensable en la actualidad, gracias a que su productor John Landau, engañó a la discográfica en cuanto a los plazos de entrega.

El resultado fue Born to Run, un himno que clamaba la decadencia del sueño americano, y -sobre todo- un alegato contra el conformismo y la frustración reservado a los héroes de los barrios marginales:

Nena, tú y yo hemos nacido para correr (fuera de este lugar)”.

Así empezó todo. A través de una historia sencilla y que conectaba con el corazón y la realidad, el Boss abrió la puerta de la Historia para colarse en ella sin entrada previa.

Pocos saben que cuando Springsteen escuchó por primera vez su canción editada en el hotel donde se alojaba al lado de la discográfica, abrió la ventana y tiró el vinilo a la piscina con rabia. Él esperaba mucho más de sí mismo.

El poder de contar bien una historia

¿Qué podemos sacar como conclusión de todo esto? ¿Tan potente, abismal y decisivo es el poder de una historia? Pues a la vista de expuesto está claro que sí. Una historia puede cambiar la Historia. Por ello, trasladando lo dicho al mundo del Management, me gusta decir que el Storytelling es el alma del marketing.

El siguiente paso es claro: ¡Pongámonos a contar historias! Claro, decirlo es  sencillo, pero-a mi modo de ver- componer una historia es la cuestión más difícil que hay en marketing.

Hacer un video que funcione, un spot que conecte o un texto que llegue al corazón es lo más alejado de un tutorial “paso a paso”. Puedes tener un tutorial para crear una campaña y hacer que funcione, del mismo modo que puedes hacer que cualquier herramienta de medición o análisis de la competencia sea eficaz siguiendo unos sencillos steps. Pero no vas a componer la historia de tu vida con un tutorial. Lo siento.

El Storytelling requiere ese “halo” de gracia que permite tomar lo sencillo, mezclarlo con los sueños y conseguir lo inefable. Así suena esta música.

5 ideas para elaborar un storytelling

Con estas ideas no te prometo la gloria, ni te aseguro el éxito; sólo te muestro el camino de los grandes por si deseas seguirlo. Pocos hay que hayan triunfado contando una historia, y muchos menos los que son capaces de encontrar la piedra filosofal y repetir éxito una y otra vez como el Boss, pero tenemos que intentarlo. Allá vamos.

Necesitas un conjunto de personajes anónimos que se conviertan en héroes

Si tu historia comienza con un héroe ya creado, prepárate para lo peor. A las personas nos encanta la evolución, el viaje, la transformación.

De hecho, la transformación del anónimo en héroe, del fracasado en exitoso o del pagano en crédulo, es la base para las grandes historias de la Humanidad. Aprovéchalo.

Como señala Álvarez del Blanco, en su manual de Neuromárketing, el deseo de transformación es uno de los anhelos y deseos más presentes en el marketing del siglo XXI.

Está claro que Born to Run llegó a los barrios más humildes de EEUU inspirando a una transformación radical de la vida de muchos jóvenes. Además, la propia biografía de Springsteen es un cúmulo de realidades nacidas del antihéroe, del desdichado.

Es fácil reconocerse en el débil porque, de alguna manera, él forma parte de todos nosotros en alguna de nuestras etapas o facetas. En resumen, el storytelling más eficaz es el de las historias humildes que acaban en Gloria.

Los temas que mejor funcionan están instalados en el alma, los temas universales

Puedes escribir o componer un video o una trama compleja, pero mejor no lo intentes. Tienes 2 minutos o menos para enamorar con un video o enardecer con un texto. No te líes.

Busca para tu historia los temas que desea la parte reptiliana de nuestro cerebro. Vida, muerte, felicidad o amor. Así de sencillo.

Muchas veces te habrás sorprendido pasando 200 canales de TV con historias complejísimas, y -en cambio- te has parado en uno de ellos en el ponían simplemente, la clásica escena de enamorados besándose a la orilla de un lago.

Quizá la película era mala, malísima, pero nada como ver cómo acabará la escena del beso en el lago.

Born to Run es claro en este aspecto. La frustración y el deseo de huida de la mediocridad son la base del éxito de esta canción. De hecho, muchos acusan a Springsteen de que sus letras hablan siempre de los mismos temas y van dirigidas al mismo público.

Efectivamente, Bruce es el hombre de los temas universales, la Patria en Born in the USA, el amor en Tougher tan the rest, la muerte en American Skin (41 shoots)  o la historia más triste jamás contada en The River.

Tienes que salir de ti mismo: haz partícipe a tu público

Una historia que no se comparte es igual que una canción sin público. Por eso, el marketing del siglo XXI es el marketing de la viralización.

Si puedes orientar tu historia cuando la vas creando pidiendo opiniones en tus RRSS sería genial. Hacer partícipe es lo que te hace humilde, accesible y humano.

Esto lo sabe muy bien el Boss cuando saca al escenario a sus fans, cada vez de menor edad, ganándose el aplauso de todos. En el fondo, preguntando, compartiendo y bajando del pedestal y del escenario es cuando se está en condiciones de escuchar.

Una historia será más compartida cuanto más involucrado haya estado el público en su creación.

Actualmente, marketers como Vilma Núñez o Victor Martín de Wiluve, preguntan una y otra vez en sus RRSS sobre la orientación de los nuevos productos de marketing que van a sacar al mercado.

Con ello, no sólo consiguen la evidente orientación al cliente, sino que -de alguna manera- involucran a este haciéndole partícipe del éxito del producto final.

Olvídate de que todo tenga sentido

Algunas de las mejores historias nadie las ha entendido, simplemente consiguen llegar al alma. Un spot publicitario puede tener mil interpretaciones, y es buscando la solución cuando la historia se hace viral:

¿Qué querrá conseguir ese tipo conduciendo sin volante y vestido de rosa fucsia?”

Eso es, hay grandes historias virales que nadie entendió, de la misma manera que el siglo XX es prolijo en pinturas millonarias cuyo significado aún queda oculto.

Precisamente ese “algo” de “no termino de entenderlo” tiene también la letra de Born to Run, como muchísimas de las canciones compuestas por Springsteen.

Born to Run recoge “Las autopistas están atascadas de héroes destrozados; una última oportunidad a los motores; todo el mundo ha huido esta noche, pero no hay sitio donde esconderse” ¿Alguien lo entiende? Da igual. Cuando el Boss lo canta en el escenario, la gente grita, llora y se enamora a partes iguales. Los genios son los que triunfan cuando sus obras no tienen sentido. Así funciona el storytelling.

Los detalles hacen creíble la historia

Sin duda, la historia de que van 3 hipopótamos por la selva, es menos creíble que la que cuenta que van 3 hipopótamos por la selva:

  • El primero, grande y ojeroso, cojea un poco debido a una enfermedad de la infancia.
  • El segundo, pequeño pero majestuoso, es de color crema y amarillo.
  • El tercero es todo fuerza, y tiene una “pequeña herida en el vientre”. La historia es tan creíble como los detalles que tenga.

Springsteen es prolijo en dar detalles en sus canciones para hacerlas creíbles y born to run no iba a ser menos:

De noche atravesamos mansiones de gloria en  máquinas suicidas, surgidas de las jaulas sobre la ruta 9,con ruedas cromadas, combustible inyectado, intentando no pasarnos de la raya”.

Hasta aquí estas ideas basadas en el inefable Springsteen para desarrollar tu Storytelling. Ya ves que Born to Run no es sólo (opinión personal) una de las mejores canciones de la historia, sino una auténtica lección de Storytelling.

Adelante!

Guardar

Guardar

Guardar

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El storytelling que cambió a una generación: "Born to Run" del Boss

Sabemos que la clave para alcanzar el éxito en la estrategia de marketing se basa en conocer al detalle los elementos para construir un buen storytelling.