Las 6 claves para el cómputo de la antigüedad en la empresa

6-claves-computo-antiguedad Las 6 claves para el cómputo de la antigüedad en la empresa
La antigüedad en la empresa en la relación laboral es un factor importante, sin embargo, existe gran desconocimiento sobre su cómputo, repercusión e incidencia en la vida laboral. Se puede definir como el tiempo que el trabajador presta sus servicios en la empresa, siendo indiferente que tal prestación se haya realizado mediante contratos indefinidos, temporales o formativos.

¿Qué tenemos que tener en cuenta para su cómputo?

Se tendrá en cuenta:

  1. El tiempo de período de prueba; puedes leerlo en esta entrada anterior: Qué debes saber sobre el período de prueba.
  2. La duración de los contratos formativos, es decir, el contrato de formación y el de prácticas; puedes leerlo en esta otra entrada anteriorContrato de prácticas y de formación.
  3. Los períodos de excedencia forzosa y excedencia por cuidado de hijos y familiares.
  4. Si se produce una sucesión de empresa debe respetarse la antigüedad.
  5. Cuando se tienen varios contratos temporales o que se contrate un trabajador y se le despida y se le vuelva a contratar. En estas situaciones, hay que tener en cuenta el tiempo transcurrido entre la extinción del contrato y la nueva contratación. El cómputo de la antigüedad en la empresa, en el caso de varios contratos temporales concatenados, empieza con el inicio del primer contrato y, tradicionalmente, se interrumpía, en el caso de mediar más de 20 días hábiles, entre terminación y la celebración del siguiente. Dicha interrupción se basaba en ser este el plazo para reclamar por despido.
  6. Cuando en la sucesión de los contratos temporales haya intervenido una Empresa de Trabajo Temporal, se incluirá el período del contrato de puesta a disposición a efectos de cómputo de la antigüedad en la empresa.

Demanda de reconocimiento

Si la empresa no reconoce de forma correcta la antigüedad, los trabajadores pueden acudir al Juzgado de los Social presentando una demanda de reconocimiento de la antigüedad superior a la considerada de la empresa. El Tribunal Supremo tiene establecidos una serie de requisitos para entender que una demanda es admisible si:

  • Existe una verdadera controversia, es decir que lo pedido en la demanda debe tener alguna incidencia en derechos e intereses del trabajador.
  • La necesidad de protección Jurídica, por cuanto que el derecho reclamado por el trabajador es denegado por la empresa.

Por último, recordaros, que la antigüedad es un derecho irrenunciable del trabajador, y como tal, no puede legalmente renunciar a ella, ni mediante pacto individual o colectivo.

En el próximo post os hablaré para qué se tiene en cuenta la antigüedad.

 

Marta Martínez Marta-Martínez Las 6 claves para el cómputo de la antigüedad en la empresa  tutora del Master en Dirección de Recursos Humanos de IMF Business School

Lee más artículos de Marta

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios(4)
  1. Jose Alberto Lujan 24/03/2017
  2. Jose 24/03/2017
  3. Alicia 17/06/2017
  4. Alicia 17/06/2017

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las 6 claves para el cómputo de la antigüedad en la empresa

La antigüedad es un derecho irrenunciable del trabajador, y como tal, no puede legalmente renunciar a ella, ni mediante pacto individual o colectivo.