¿Cómo seleccionar y formar al personal de tu empresa?

¿Cómo seleccionar y formar al personal de tu empresa?Encontrar un buen  personal  puede sonar bastante sencillo: se publican las ofertas de trabajo, se revisan las solicitudes y se pautan entrevistas. ¿Qué tan difícil puede ser? Bueno, la verdad es que muchos pueden dar fe de que es mucho más complicado que eso.

Reunir al equipo correcto puede ayudarte a materializar la visión de tu empresa. Pero elegir el incorrecto puede dirigirte a algún desastre. El error está en elegir el  personal en base a los objetivos a corto plazo, lo que significa que a medida que la empresa crece, tienen que repetir una y otra vez el proceso de selección, e invertir dinero y tiempo (que no tienen).

Ahora bien, no solo se trata de seleccionar el personal de trabajo ideal sino también de lo que viene después. Una vez que tienes tu equipo de trabajo es importante dar una primera buena impresión. Esto significa que a pesar de que la empresa proporcione una preparación formal, es importante que incluyas algunas actividades propias.

seleccion-personal-empresa-2 ¿Cómo seleccionar y formar al personal de tu empresa?

Es importante ayudar a los nuevos empleados a adaptarse a través de maneras que sean menos abrumadoras, más útiles y definitivamente más divertidas que los procesos tradicionales. Por este motivo, hoy hemos preparado este artículo para ti. ¡Selecciona y forma el personal de tu empresa de manera correcta! Echa un vistazo al Master en recursos humanos si quieres convertirte en un verdadero especialista seleccionador del candidato potencialmente adecuado.

Prepara un buen plan de personal

Los nuevos dueños de negocios aman rodearse de personas talentosas y creativas. Sin embargo, la mayoría de las veces se apresuran en el proceso de selección. En vez de tomar decisiones en base a las tendencias de la industria o modelos de personal competitivo, es vital tomarse el tiempo para planificar una buena estrategia a largo plazo y las asignaciones presupuestarias.

Sé específico

Antes de publicar tus solicitudes de trabajo, tómate un tiempo para leer y analizar la descripción. ¿Luce como las de los demás anuncios? De ser así, deberías prepararte para recibir aplicaciones genéricas, pues los solicitantes (en su mayoría) al ver estos tipos de solicitudes no modifican sus CVs para adaptarse a las necesidades de la empresa.

Mientras más objetiva y comprensible sea tu descripción, más chance tendrás de captar verdadero talento.

 Implementa programas de referencia

Estas referencias, por lo general, vienen de conexiones y conocidos de tus empleados, lo que significa que ellos mismos ya han iniciado el proceso de investigación para ti. Cuando un empleado presenta alguna referencia es porque cree que esa persona cumple con las características para encajar en la cultura de la empresa.

Además, en vista de que los referidos son seleccionados por sus propios conocidos, están mucho más claros respecto a la cultura y los objetivos de la empresa. Las referencias eliminan muchas conjeturas tanto del lado de los reclutadores como de los potenciales empleados.

Prioriza la inteligencia en vez de la experiencia

La experiencia es considerada como el aspecto más importante a la hora de forjar un equipo de trabajo fuerte. Y sí, es vital para roles técnicamente avanzados. No obstante, contratar a alguien con demasiada experiencia puede ser un tanto peligroso. Pero, ¿cómo puede ser esto posible?

Bueno, las personas con mucha experiencia están llenas de hábitos casi imposibles de modificar, y además creen que su enfoque es el único que existe. Una empresa necesita personal inteligente que se adapte a los cambios y a las nuevas tendencias, es decir, que sea flexible.

Establece objetivos

El proceso de selección no termina después de firmar el contrato. Lamentablemente, los reclutadores olvidan que incluso las personas más capacitadas también necesitan de orientación y motivación en sus primeras semanas. Esto trae como consecuencia la falta de productividad y la pérdida de personal valioso.

Por esto es crucial poner esfuerzo extra en construir un equipo más fuerte y duradero. Recuerda que un buen equipo es el resultado de un planteamiento cuidadoso, de investigación y apoyo.

Estas son algunas maneras que te ayudarán formar uno bueno:

Juega al guía

Es obligatorio darle al personal un tour el primer día donde no solo se les muestre la ubicación de los baños y la cafetería, sino también mostrarles las locaciones menos conocidas como la sala de correos, la oficina de seguridad y dónde encontrar el mejor café para activarse.

Haz conexiones

Cuando una persona nueva llega a tu equipo es normal presentarla a los demás. Pero imagina cómo te sientes cuando conoces a un montón de personas el mismo día: no recuerdas todos los nombres, ni las caras ni mucho menos los roles de cada uno. Para introducir las nuevas personas de manera estratégica, prepara una lista de contactos clave por conocer con toda la información importante y entréguela al empleado.

No solo tienen que ser descripciones respecto al empleo, sino a sus pasatiempos: los que aman ir a los partidos de fútbol los fines de semana, o la que siempre lleva pasta para el almuerzo.

Invítalos a comer

Tal parece que este no sería un paso apropiado en los procesos de formación tradicionales. Sin embargo, es ideal para que los nuevos empleados se sientan más involucrados. Asegúrate de que los primeros días tengan planes para salir a almorzar, bien sea contigo o con alguna otra persona que consideres deba conocer.

No existe sensación más terrible que la de sentarse solo a comer en los primeros días de trabajo.

Proporciona recursos

Prepara una lista de recursos para que el nuevo empleado revise y conozca más sobre la empresa: informes anuales, el sitio web de la compañía, redes sociales y el último material de marketing utilizado. Aunque pueda ser un poco tedioso preparar todo esto, es una manera inteligente de ayudar al nuevo miembro a aclimatarse. Eso sí, no te excedas con la información.

Debes estar disponible

Finalmente, recuerda que es normal para cualquiera sentirse confundido o frustrado cuando están aprendiendo algo nuevo. Por lo tanto, ten disponibilidad algunas horas del día para hacer un chequeo y motivar al personal nuevo a hacer preguntas y clarificar sus dudas. Mientras más cómodo hagas sentir a tu nuevo empleado, más rápido se sentirá parte del equipo.

Pasar por un proceso de selección y comenzar un nuevo empleo es estresante. Así que, ¿estás listo para reclutar la mejor gente y formarlos para que desempeñen un trabajo de calidad?

 

¿Cómo seleccionar y formar al personal de tu empresa?Edith Gómez es editora en Gananci y apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

@edigomben

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Formación recomendada:

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo seleccionar y formar al personal de tu empresa?

Encontrar un buen personal puede sonar bastante sencillo: se publican las ofertas de trabajo, se revisan las solicitudes y se pautan entrevistas.