Estrategias de Marketing Offline y Marketing Online

estrategias de marketing offline y online

Al igual que en el Marketing Digital, cambios en nuestras vidas diarias para todo son una constante. Vivimos en un mundo en permanente evolución, desde pequeños cambios en las tareas más sencillas, hasta grandes cambios en nuestra rutina diaria.

En el mundo del Marketing, en un breve periodo de tiempo se ha pasado de una época analógica a otra totalmente digital, donde ya predomina ese contacto con la publicidad en la red antes que ese marketing off-line que día tras día parece que se va quedando anticuado.

Los millenials y el marketing

Vallas publicitarias, anuncios en periódicos de papel, y un largo etcétera, llaman cada vez menos la atención.

El grupo de edad conocido como millennials (entre los que me encuentro) son personas nacidas entre 1981 y 1995, van teniendo cada vez más edad. Han crecido en su gran mayoría con el móvil en la mano desde pequeños, por lo que prácticamente ya solo capta su atención lo que sale de una pantalla.

Por lo que gracias a esto, en gran medida, podemos entender el porqué de la importancia que ha adquirido para todas o casi todas las empresas no solo estar en la red, sino posicionarse de la mejor forma posible en Internet.

Las empresas presentes en Internet

Estando en Internet hará más sencillo que la nueva sociedad – cada día más preparada tanto cultural como socialmente – pueda encontrar de una manera más fácil los productos y/o servicios que las empresas ofrecen.

Cada vez encontramos más tiendas online, también conocidas como e-commerce, de productos variopintos, y donde incluso ya no solo se venden productos o servicios, sino que también se venden sensaciones y emociones, dado que la sociedad actual es lo que demanda.

La sociedad actual va cambiando sus gustos a pasos agigantados, y cada vez quiere más junto a esos productos y servicios  que demandaban antes.

Pero, hoy por  hoy, a los millennials sin darnos cuenta, también nos gusta o nos llama la atención un modo de marketing off-line, que no asociamos como tal muchas veces.

Puede que sea porque no sabemos realmente que es este tipo de marketing, o que estamos tan involucrados o absorbidos por las técnicas de marketing on-line que ya se nos olvidan las grandes formas que tiene el marketing off-line para captar la atención de un cliente objetivo o de cualquier cliente potencial.

Qué es el Marketing Offline

Ese marketing off-line es el “envoltorio” que las e-commerce de productos utilizan para cubrir o embalar los productos para que lleguen en perfecto estado al domicilio del cliente, o al lugar donde haya solicitado que se le deje el paquete, lo que comúnmente conocemos como Packaging.

Ese packaging será diferente dependiendo del producto que se haya solicitado, ya que como es lógico, no es lo mismo empaquetar una botella de vino que un móvil última generación.

Dependiendo del tamaño y formato que se quiera o pueda utilizar el mensaje cambiará, pero el objetivo, marcado desde el principio, será el mismo. Por ejemplo, recordar el nombre de la empresa (branding). Es decir, siguiendo el ejemplo del vino y el móvil, si queremos que el cliente recuerde el nombre de la empresa, podríamos grabar el logotipo y nombre de la bodega en la caja donde valla el vino, y lo mismo sucede con el móvil.

De tal forma que en ambos casos el envoltorio sea diferente, pero el proceso es similar.

Esta forma de marketing off-line sigue de moda entre los clientes ya que en muchas ocasiones un producto, sobre todos los alimenticios, entran antes por la vista que por lo que sea el propio producto.

Por lo que tener un producto envuelto o presentado de forma atractiva y que llame la atención sirve para que los clientes perciban el producto y tengan curiosidad por comprar el producto, y si a ese envoltorio le añadimos diferentes cualidades, matices o complementos que ayuden a hacer más atractivo el producto principal, servirá para que recuerden el nombre de la empresa con mayor facilidad.

Marketing Offline y Marketing Online

De esta forma podemos observar, como ambos métodos, off-line y on-line, no solo pueden ser complementarios, sino que deben serlo.

Por separado son útiles, pero en conjunto suman un poder de atracción mayor de clientes potenciales hasta el objetivo principal de cualquier empresa, que es la venta final, lo que supone un ingreso para la marca.

En definidas cuentas, podemos resumir el método online es el marketing moderno, el que vemos en Redes Sociales, Móviles, Internet y que nos permite alcanzar a un segmento de población joven y no tan joven, que cada vez es más selectivo con lo que consume.

Por contra, el método off-line, es el marketing tradicional, que sirve para captar a los enamorados del marketing de toda la vida, pero también sirve para fidelizar y mantener a las nuevas generaciones de clientes potenciales y usuarios que disfrutan de los productos y servicios que vende cada una de las empresas.

Por ello, es bueno ver cómo una tendencia de mercado, como es el marketing en general, evoluciona, y cada vez está más arraigado en la sociedad actual que, actualmente, valora cada vez más positivamente este segmento.

El Marketing es cada día un elemento más importante en los estamentos de las empresas que lo ven como uno de los sectores fundamentales para el funcionamiento y el futuro de las empresas, que son realmente los ejes fundamentales de una economía aún martirizada por los graves problemas que ha sufrido España durante la crisis.

Podemos concluir que el Marketing, hoy por hoy, es junto con el producto, el elemento más importante de las empresas, ya que sirve para dar a conocer a la empresa y al producto.

Javier Jiménez Rubio, alumno del Master en Marketing Digital de IMF Business School

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,25 de 5)
Cargando…

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estrategias de Marketing Offline y Marketing Online

Ambos métodos de estrategias de Marketing Offline y Online, no solo pueden ser complementarios, sino que deben serlo. ¡Conoce por qué!