Vestir bien en el trabajo: qué, cómo, cuándo, dónde y por qué

728x90-Guia-Linkedin-b Vestir bien en el trabajo: qué, cómo, cuándo, dónde y por qué

Vestir bien en el trabajo: qué, cómo, cuándo, dónde y por qué

Vestir bien en el trabajo es algo que nos debería resultar obvio, no olvidemos que de 7 días de la semana 5 los dedicamos al trabajo. Esto quiere decir que más del 70% de tu imagen la proyectas cuando estás trabajando. Por eso es importante asegurarnos de  que nos vean bien vestidos.

No hay duda de que la forma de vestir proyecta mucho de nuestra persona. Cuidar esta parte tan visible es un aspecto prioritario para mantener una imagen profesional adecuada.

Existen una serie de reglas para vestir en el trabajo; estas reglas dependen de una serie de factores como el puesto de trabajo, departamento en el que nos encontramos, tareas y funciones asignadas, tipo de oficina o cultura del cliente. Todos estos factores condicionan como vestir en el trabajo.

Política interna de la empresa

Lo más recomendable tanto para la empresa como para el trabajador, es que los aspectos sobre la vestimenta queden regulados mediante una política interna de la empresa;  la empresa debe definir los estándares mínimos que deben seguirse al vestirse para el trabajo, al igual que los puestos que se les exige utilizar cierto tipo de prendas de forma obligatoria, siempre respetando los derechos de los trabajadores.

Si hay un código de vestuario -dress code- en la empresa hay que adaptarse a él.

Vestir bien en el trabajo

El vestuario para ir al trabajo puede ser clásico o moderno, pero siempre debe ser discreto, sobrio, elegante y cómodo. Vestir de forma elegante no quiere decir vestir ropa cara (que es algo que mucha gente confunde); se trata de vestir acorde al estilo personal de cada uno, pero siempre adaptándolo al lugar, momento y circunstancia.

El vestir bien en el trabajo no es solo una cuestión de gusto personal, tenemos que pensar que en el trabajo transmitimos una imagen de marca y proyectamos una imagen de confianza hacia nuestros clientes. Que nuestros clientes no duden que están ante el mejor servicio y el profesional más capacitado incluye también nuestro aspecto y nuestra vestimenta. Por eso es tan importante cuidarlo.

Como os decía antes, si hay una política interna de la empresa que regula la vestimenta nos ahorramos muchos problemas; si esa política interna nos dice que debemos ir con traje, asunto resuelto; si esa misma política permite algunos días usar el business casual, usemoslo pero también con ciertas normas.

El business casual

Traducido al español es lo que podríamos llamar vestimenta de “negocios informal”; se busca ante todo la comodidad pero sin olvidar que seguimos estando en un ámbito profesional, por lo que no es informal al 100%.  Al igual que ocurre con la vestimenta formal, el business casual dependerá de una serie de factores:

  • Lo innovador o tradicional que sea el negocio de la compañía.
  • La cultura de la empresa.
  • Las normas de la empresa, explícitas o implícitas.
  • Cómo vistan los jefes.
  • El ambiente de la oficina particular, por ejemplo en algunas entidades financieras en una sucursal el director exige corbata y en la situada a dos kilómetros se puede prescindir de esta.
  • El tipo de clientes. 

Prendas que debemos evitar

Ya sé que parece de sentido común lo que voy a decir ahora, pero ya sabéis que a veces el sentido común es el menos común de los sentidos, y por eso conviene señalar que hay una serie de prendas que debemos evitar llevar en una oficina:

  • Camisetas de tirantes o sin mangas.
  • Chandal, es algo que se lleva sólo mientras que se practica deporte.
  • Camisetas de practicar deporte, incluidas las de fútbol.
  • Pantalones con rotos.
  • Prendas que puedan resultar ofensivas por su significado o por su contenido para otras personas. 

Lo cierto y lo más lógico es que las normas de vestuario de trabajo se vayan adecuando a los tiempos y a las modas imperantes en cada momento, y que cada vez se van haciendo más flexibles y modernas, aunque siempre adaptadas a la filosofía de la empresa. Todos conocemos los casos de empresas como Facebook o Google, donde sus CEO’s predican con el ejemplo y el dress code de la empresa simplemente aconseja vestir lo más cómodo posible.

 

Vestir bien en el trabajo: qué, cómo, cuándo, dónde y por quéJuan Carlos Barceló Profesor de los Master en Dirección de Recursos Humanos y MBA de IMF Business School.

Lee más artículos de Juan Carlos 

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vestir bien en el trabajo: qué, cómo, cuándo, dónde y por qué

Vestir bien en el trabajo es algo que nos debería resultar obvio, no olvidemos que de de 7 días de la semana 5 los dedicamos al trabajo.