Las claves del marketing relacional y su importancia en las empresas

las claves del marketing relacional

No hace mucho tiempo que, al abrir nuestro buzón de casa, los panfletos y los impresos publicitarios nos atacaban en masa propinándonos un gancho de derecha que nos dejaba “knock out”. Ahora nos contactan mediante el marketing relacional.

La sensación era como si cada día todos esos “papelotes” se reprodujeran dentro de la dichosa caja metálica. El resultado de ese ataque era un vistazo rápido para rescatar de aquel montón las facturas (porque no nos quedaba más remedio) y el resto se archivaba, pero directamente en el cubo de la basura.

Dinero mal invertido y gasto absurdo de papel, con lo valioso que es.

El impacto de la tecnología

Gracias al avance de la tecnología y al cambio de las estrategias de marketing, la empresas se han subido al tren de la publicidad de calidad.

Actualmente, llegan a nosotros de manera más interesante y puntual, se toman la molestia de conocernos y el gancho no es un derechazo, es una forma de reclamar nuestra atención con temas que nos atraen y nos resultan de utilidad.

El Marketing Relacional

En esas técnicas está el llamado Marketing Relacional, una forma de dar a conocer una empresa y sus productos que intenta llegar a resultados marcándose como objetivos tres puntos claves:

  • El conocimiento del público.
  • La confianza en la marca.
  • Una relación duradera con el cliente que, en el transcurso de la misma, resulte fructífera para ambas partes.

Esto no deja de ser una visión optimista del mercado porque se confía en que el cliente en algún momento comprará, pero no hay un dispositivo concreto que provoque la acción.

No hay ofrecimiento directo ni premio inmediato, la compra es el resultado de una relación amistosa que genera la misma confianza en la marca por parte del cliente que la que se puede tener con un vecino y así, las empresas pasan a ser más cercanas y no nos sentimos invadidos.

Hay que seguir definiendo el target, pero los medios ya no tienen nada que ver con los de antes, ya no es rentable enviar octavillas a diestro y siniestro.

Elementos que intervienen en la estrategia

A los fines del Marketing Relacional contribuyen, y muy mucho, las redes sociales.

Ya no tenemos una única dirección en la comunicación, ahora seguimos a las empresas, las valoramos, aparecen en nuestras preferencias de Facebook o Twitter, las podemos decir cuando algo no nos gusta y las podemos recomendar a nuestros amigos, ¡Son como parte de la familia!.

Nunca hubiéramos pensado que podríamos hacer llegar con tal rapidez nuestra opinión o queja a una marca o que pudiéramos estar al día de ofertas, lanzamientos, noticias, parece que al final si estaremos todos, empresas y clientes, en la misma onda.

Esta forma de hacer marketing – el Marketing Relacional –  ha instaurado en las relaciones con los clientes algo muy necesario: las buenas formas.

Acercamiento a los usuarios

Los señores del marketing te preguntan, se preocupan por lo que te gusta, son conscientes de la falta de tiempo de hoy en día y no atosigan, te invitan a que tú mismo elijas el momento, el lugar y cuando quieres o no participar. Eso son formas.

Mi buzón lo echa de menos, pero yo, lo agradezco. Ahora tengo infinidad de posibilidades de encontrar lo que busco y cuando lo hago, siempre hay alguien que quiere saber si ha ido bien y si me ha gustado, alguien que, con una buena estrategia de marketing, seguirá estando ahí para cuando yo vuelva y me mostrará lo mejor de sí mismo.

Han sabido adaptarse a la nueva forma de vida y ofrecer diversas vías para facilitarnos la toma de decisiones, y qué decir de lo que la relación ha ganado en calidad, ahora soy “querida amiga” y no “estimada señora doña” pero me siento mejor valorada cuando me contactan.

Aún (después de trece años) padezco un castigo marketero en mi buzón.

No diré nombres pero sí que es una entidad bancaria muy asentada a la que en su momento adquirí un producto financiero que, cada poco, me escribe. Aún tienen la dirección de mis padres, lo que daría para otro post sobre optimización de bases de datos, seguro. Llegado este punto, mi padre me dice cuando recibe una carta de esa entidad que “me ha escrito mi novio”.

Es una relación duradera pero unidireccional, yo no aporto nada (ellos a mí una molestia). Ni las abro, las archivo por el método que he mencionado antes, sería una pérdida de tiempo porque para mí,  ya no son una opción a tener en cuenta.

Se han fijado en su estrategia de marketing la técnica del insiste, insiste, insiste…que nada tiene que ver con el Marketing Relacional y a mí, ahora,  me gusta el marketing de los señores. Será que ahora soy una usuaria más exigente.

No puedo nombrar la fuente porque no sé ni dónde lo leí, pero la frase define tan bien el Marketing Relacional que no puedo dejar de incluirla:

no venda, haga amigos y le comprarán”.

Sonia Garcíasonia garcia 150x150, alumna del Master en Marketing y Comunicación Digital de IMF Business School.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ambush Marketing: 3 aplicaciones al marketing digital

El ambush marketing está detrás de muchas estrategias creativas de marketing y publicidad descubre qué es y como funciona ésta moderna técnica.