Cuál es el organigrama perfecto para un departamento de marketing digital

el organigrama del departamento de marketing digital

A la hora de alcanzar objetivos, podemos tener la tentación de organizar nuestra empresa con mucha ilusión y poca estrategia. Lo comento porque en mi trabajo como consultor, puedo asegurar que la mayoría de los organigramas de los departamentos de marketing digital en este momento, se constituyen utilizando la intuición, y esto es un problema.

Elementos claves para un organigrama

A continuación, señalo 3 elementos imprescindibles, cuyo análisis debe ser es previo a cualquier organigrama en nuestro departamento de marketing digital.

  1. La empresa debe tener una “Misión” de manera que debe estar prevista la consecución de una serie de objetivos a nivel estratégico antes de elegir la estructura y las personas concretas que los llevarán a cabo.
  2. La empresa debe concretar una estrategia para cumplir esos objetivos, y -evidentemente- no se requerirán los mismos recursos si la estrategia es de “retador” y vamos a por el número 1 del mercado, que una estrategia, por ejemplo, de “seguidor” o de “imitador”. La composición y el organigrama de un departamento digital, dependerá de manera decisiva de la estrategia planteada en base a la Misión de la empresa.
  3. Los organigramas corresponden al marketing operativo, y -por tanto- deben incluirse en el plan de marketing digital. Como hemos señalado con anterioridad, primero se ha debido establecer una estrategia que dote de sentido al organigrama que propongamos.

Organigrama del Departamento de Marketing Digital

Una vez establecida esta necesidad ineludible de establecer una estrategia para que el organigrama de nuestro departamento tenga sentido, pasamos a realizar una propuesta sobre el mismo:

El Digital Marketing Manager

Es el encargado de “traducir” el plan estratégico de la compañía, estableciendo las estrategias de marketing y las cuestiones operativas -estas últimas-  a través del marketing mix.

Debe poseer dotes de organización y principalmente de comunicación, ya que su labor esencial es mantener un contacto en tiempo real con todos los departamentos de su responsabilidad, y valorar diariamente, las posibles desviaciones sobre los objetivos marcados.

Por supuesto, debe ser un motivador “nato”.

El Social Media Manager y el Community Manager

Dependiendo del volumen de la empresa, será preciso contar con ambos puestos para realizar el social media plan.

Como señala Selva Orejón de onbranding.es:

El social media manager debe encargarse de elaborar estudios de mercado, centrándose en lo que sucede alrededor de la empresas en internet, sobre todo en redes sociales y blogs. Por último, debe interpretar los datos de los informes, comprobar el grado de eficacia de la estrategia y proponer los posibles cambios. Por otra parte, en el momento en que surge una crisis de imagen y reputación en la red debe situarse al frente de la misma”.

El Community Manager -en cambio-  ” interactúa, publica, da la cara, monitoriza la actividad y la imagen e informa al Social Media Manager de la situación para que éste pueda dirigirla correctamente”.

El Content Manager

En una época en la que sabemos que “content is the king”, queda claro que un responsable de contenidos es vital para nuestra estrategia digital.

El problema de este puesto es que no queda bien definido en muchas ocasiones. Se piensa que el content manager es un publicador nato en post que trabaja con el Community Manager. Evidentemente no debería ser así.

El Content Manager debe seleccionar los contenidos más favorables a la marca, y lo que es más importante, decidir el formato de los mismos.

De esta manera, propondrá un vídeo viral en algunas ocasiones, mientras que -en otras- establecerá un calendario de webinars o ebooks vendedores para llegar a los usuarios.

Es imprescindible que este departamento esté en permanente comunicación con los demás. En realidad, lo que caracteriza a este perfil es que se dedica a la “fabricación”, en cambio, todos los demás departamentos de digital, se dedican a la “distribución y análisis” de resultados de los contenidos propuestos.

Experto SEO y SEM

Es el encargado de posicionar a la marca en los SERPS y poner en marcha las campañas PPC.

Como señala Sheila Moya de WAM, el SEO:

se encarga de la arquitectura web, rastreabilidad e indexabilidad del site, relevancia de los contenidos, mejora de la velocidad en los tiempos de carga de la web, técnicas de link building y análisis competitivo en los motores de búsqueda”.

La discusión que comienza a ser un clásico es si este puesto debe o no externalizarse.

Mi respuesta es siempre que -en la medida de lo posible- no se externalice. Sabemos que desde hace tiempo, Google Penguin prioriza los contenidos en el SEO, de manera que un buen SEO para la marca es aquel que conoce el producto de manera sobresaliente y sabe coordinarse con el content manager a diario o en cada momento para mejorar el posicionamiento.

Por otro lado, el nivel de conocimiento del producto y el mercado que posee un trabajador de nuestra marca, debería ser siempre superior al que tiene un externo a la misma, entre otras cosas, por el contacto diario y “de primera mano” con el producto o servicio, y con el resto de sus compañeros de departamento.

Todo ello no significa que si las necesidades presupuestarias lo exigen, pueda y deba contrarse a un SEO externo, pero -insisto- lo ideal, a mi modo de ver, es que este puesto esté insertado 100% dentro de la organización y tenga contacto diario tanto con el producto, como con el resto de sus compañeros.

Analista web

Como señala Celicia Gómez, de Universia, las empresas

cada vez invierten más dinero en Internet, es por ello que necesitan saber sobre su público, quiénes son los que acceden a sus sitios webs, cuanto tiempo destina en él y qué es lo que hace allí. Al invertir tanto en marketing digital, las organizaciones deben conocer el ROI (retorno de inversión) de sus acciones. Para ello debe saber entender los datos, analizarlos y monitorizar las conversiones”.

Es evidente que el aumento de la inversión en digital exige cada vez más control sobre los resultados de la misma. Por este motivo, el citado Universia, indica que el puesto de analista web va a ser uno de los más demandados en el futuro y una de las profesiones con más progresión.

Hasta ahora, hemos hablado de puestos que debería incluirse dentro del propio organigrama físico de la empresa. En cambio, hay algunas actividades del área digital que para algunos autores, pueden externalizarse.

Así, Vilma Núñez, señala como externalizables, el Diseñador web, que es

el encargado de crear todos los contenidos visuales de la marca en Internet y redes sociales y el programador web, responsable de crear los formatos tecnológicos de la marca en Internet”.

Como ves, un mundo fascinante aparece si estás pensando en embarcarte en una formación relacionada con el marketing digital.

En el Máster en Marketing y Comunicación Digital de IMF conseguirás liderar tu propia estrategia digital ayudado de tus equipos.

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve ‘Pony Express’ de la mano de Google

Google está trabajando en un servicio que permitirá pagar facturas directamente desde la bandeja de entrada de Gmail.