Liderazgo es hacer que las cosas ocurran

IMFF Liderazgo es hacer que las cosas ocurranWarren Bennis, uno de los autores incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9ª edición) y autoridad mundial en temas de liderazgo, decía cierta vez: «el liderazgo es el tema más tratado en la literatura del management y al mismo tiempo el peor comprendido».

La cuestión no es baladí, porque el liderazgo es el factor crítico de éxito de las empresas, ya que, dicho de manera coloquial, liderazgo es hacer que las cosas ocurran. Pero, ¿qué aspectos forman parte del concepto de liderazgo?

Aspectos que forman parte del concepto liderazgo

1. Liderazgo CREATIVO (Visión). Un líder que merezca ese título debe ser un visionario e ir un paso por delante del mercado. La razón de ser de una empresa es su ventaja competitiva, esto es, qué tengo yo que los demás no tienen; y eso tiene mucho que ver con la capacidad para ver la realidad de manera desacostumbrada. Lo que te hace diferente, te hace único; lo que te hace diferente, te hace especial. Un líder debe tener sensibilidad para identificar tendencias y anticiparse, definiendo una visión y una misión, para a continuación trazar una estrategia que permita ejecutar ese ideal con eficacia. Liderazgo es pensar que el futuro te pertenece; liderazgo es construir el mundo que uno desea.

2. Liderazgo EMOCIONAL (Seducción). No basta tener claro hacia dónde se dirige la empresa y cuál es su razón de ser, sino que el líder debe ser capaz de comunicarlo al mercado con claridad.Debe saber dotar de gran contenido emocional a los mensajes y que lleguen a cada uno de los stakeholders que configuran la organización de manera comprensible y clara, con capacidad pedagógica. Todo líder está obligado a ser un seductor, alguien capaz de entusiasmar con lo qué dice y cómo lo dice, con su mensaje y comportamientos. Debe ser capaz de vender muy bien el proyecto de empresa hacia fuera (clientes) y hacia dentro (empleados). La influencia es la verdadera medida del liderazgo; liderar es el arte de influir en los demás. Influir es ‘hacer hacer’, y la comunicación es la base del liderazgo: si no comunicas no influyes; y si comunicas mal, influyes mal.

3. Liderazgo TÉCNICO (Ejecución). Las palabras son inspiradoras porque evocan un futuro mejor, pero lo determinante es la ejecución. Jack Welch, ex CEO de General Electric lo expresaba así: «Visión sin acción es un sueño; acción sin visión es pasar el tiempo; visión con acción es hacer una diferencia». Liderazgo es la capacidad de convertir sueños en realidades. Sin resultados no hay liderazgo. Las palabras bonitas, sí, pero siempre que vayan acompañadas de hechos. En cierta ocasión, en una rueda de prensa, el entrenador Pep Guardiola fue preguntado sobre cuánto tiempo duraría en el banquillo. Y contestaba: «Si gano, duraré mucho; si pierdo, poco». No se puede resumir de manera más clara.

4. Liderazgo HUMANO (Personas). Se pueden conseguir resultados de dos maneras: sin prestar atención a las personas o teniéndolas en cuenta; machacándolas o consiguiendo que se desarrollen al mismo tiempo que la organización. Lo primero da resultados a corto plazo porque la gente tiene que comer, pero su sostenibilidad es dudosa. Antes o después, cuando a las personas no se las trata con dignidad y se las ningunea, acaban emigrando. Tom Peters siempre lo tuvo claro: «Las personas no se van de las empresas, se van de los jefes». No se trata de ser blando, sino de combinar exigencia con tacto, disciplina con cariño, rectitud con generosidad. No hay que caer en el ‘amiguismo’, pero las relaciones profesionales siempre deben estar basadas en el respeto, la dignidad y la profesionalidad. En Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición) escribimos: «El autoritarismo es el instrumento de los débiles e inseguros. El auténtico líder busca el encuentro con la gente, negocia y gestiona conflictos de manera permanente, por ello la inteligencia emocional es su herramienta clave. El 90% del éxito directivo es inteligencia emocional».

5. Liderazgo ÉTICO (valores). La ética es inherente al concepto de liderazgo, aunque algunos la pasen por alto. Sin ética, antes o después, todo acaba saltando por los aires. Conviene no olvidarlo: Toda verdad ignorada prepara su venganza. No basta hacer buenos negocios, hay que hacer negocios buenos. No basta hacer las cosas correctamente sino que hay que hacer las cosas correctas. Engañar siempre es mal negocio. Wolkswagen, Forum Filatélico o Gowex, son sólo tres ejemplos recientes. Abraham Lincoln lo expresaba así: «Se puede engañar a alguien siempre; a todo el mundo, alguna vez; pero no a todos indefinidamente». Sin resultados no hay liderazgo, pero sin ética tampoco.

IMFF Liderazgo es hacer que las cosas ocurranFrancisco Alcaide Hernández. Escritor y conferenciante

Autor de Aprendiendo de los mejores (9ª edic.) y Tu futuro es HOY (2ª edic)

@falcaide

 

Desde IMF Business School queremos enseñarte a gestionar todos las áreas de un Departamento de Recursos Humanos, desde el liderazgo a la selección de personal, pasando por la gestión del talento, y para ello te invitamos a conocer nuestros Másteres del Área de Recursos Humanos. 

 

 

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Para qué tenemos en cuenta la antigüedad en la empresa?

En un post anterior, ya os conté las claves para el cómputo de la antigüedad y hoy voy a tratar de resumir para qué se tiene en cuenta la antigüedad a lo largo de las relaciones laborales. La antigüedad del trabajador en la empresa se toma de referencia en nuestra normativa para varios aspectos: Las indemnizaciones por extinción del contrato de trabajo Cuanto más tiempo se ha trabajado, m