Cómo crear una estrategia de Inbound Marketing efectiva

estrategia de inbound marketing

Imagina que tus clientes no recibiesen información sobre tu producto o servicio de manera convencional, unidireccional y en muchos casos intrusiva, sino que fuesen ellos los que buscan saber de ti y tu producto. Pues, a grandes rasgos, en eso consiste el Inbound Marketing, en hacer que sean tus clientes o potenciales clientes los que te busquen a ti, requieran tu contenido y sean capaces de cederte sus datos de contacto a cambio de conocer dicho contenido.

Para los más puristas, diremos que el Inbound Marketing son las técnicas mediante las cuales se produce la captación de clientes de manera no intrusiva, atrayéndoles mediante la generación de contenidos de valor que les resulten interesantes

Pero como casi todo, mejor hacer que este proceso de desarrolle de una manera ordenada. Y para ello nada mejor que contar con una estrategia.

Fases para conseguir una estrategia de Inbound Marketing efectiva

Conocer nuestra empresa

Hay que hacer un análisis interno muy exhaustivo, que incluya nuestras DAFO así como objetivos concretos.

Definir nuestro buyer persona

Con esta denominación nos referimos a ese cliente potencial al que vamos a dirigir nuestra estrategia. Cuanto más completo sea el perfil de ese individuo, más fácil resultará desarrollar las siguientes fases y más probabilidades de éxito tendremos.

La mejor manera de definir nuestro buyer persona es construir una “persona” lo más real posible respondiendo a cuestiones tales como: nombre, edad, sexo, profesión, lugar de residencia, nacionalidad, estudios, situación personal y familiar, trabajo, aficiones…..y así tantos ítems como queramos.

Porque, como ya he comentado, cuanto más completo sea el perfil, mejor.

Manos a la obra

Una vez que nos conocemos a nosotros mismos y también al público que queremos alcanzar con nuestros mensajes, tenemos que ponernos manos a la obra.

Ha llegado el momento de generar contenido que atraiga y moverlo por los canales adecuados.

Aquí hay que destacar varios puntos:

El contenido

Es lo más importante del proceso. Generar contenido de calidad adaptado las normas SEO que imperan en el mundo digital.

Eso implica que en el análisis del que hablábamos anteriormente seamos capaces de definirnos y definir nuestros productos o servicios con una serie de palabras clave que utilizaremos en nuestro mensaje.

Pero no sirve cualquier palabra que nos defina, sino que debemos seleccionar aquellas por las que nuestro buyer persona nos buscaría en Google (o cualquier otro buscador).

Esas palabras clave serán el epicentro de nuestra estrategia SEO, presente de manera inexorable en cada uno de nuestros mensajes.

El canal

El blog es la plataforma más importante para almacenar y distribuir nuestro contenido. Pero serán las redes sociales las que dirijan tráfico hacia las publicaciones de nuestro blog.

Por eso se deben cuidar escrupulosamente tanto uno como las otras. Seguir unas normas de estilo, alimentarlos convenientemente y de manera periódica y no abandonarlos.

Calendario de contenidos

Será la hoja de ruta que nos marque qué publicar, dónde y cuándo. Cuanto más completo sea este calendario, más sencillo nos resultará implementarlo.

Conseguir información de los contactos

El siguiente paso nos permitirá recoger los frutos de nuestro trabajo como generadores de contenido. Se trata de conseguir información de todos aquellos visitantes que se hayan sentido atraídos de uno u otro modo por nuestros contenidos.

Las llamadas a la acción tanto en el blog como en las redes sociales, que dirigen al visitante a una landing page para ampliar información o conseguir plantillas, más información, ebooks, etc, son la mejor manera de convertir esas visitas en una Base de Datos de potenciales clientes.

Si conseguimos ser atractivos en esta fase, construyendo landing pages de calidad, nos habremos hecho con una BBDD valiosísima para nuestro departamento comercial.

Fidelizar al cliente

Por último, queda la parte más complicada de todo el proceso, aunque no lo parezca a primera vista. Una vez captado el cliente, tenemos que fidelizarle, conseguir que vuelva, que nuestro contenido le siga resultando interesante y por supuesto, que vuelva a comprar nuestro producto o servicio.

A nivel contenido, tanto las redes sociales como sobre todo las newsletters son nuestras herramientas más potentes.

En resumen, es posible desarrollar una buena estrategia de Inbound Marketing si prestamos especial atención al mensaje, el receptor y el canal.

Los tres son igualmente importantes y los tres, como hemos visto, cuentan con estrategias propias que debemos conocer, valorar y finalmente conseguir implementar.

Valora la calidad de este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo crear una estrategia de Inbound Marketing efectiva

El Inbound Marketing consiste en hacer que sean tus clientes o potenciales clientes los que te busquen a ti, pero para ello, es necesaria una estrategia.