Ayuno intermitente. historia y aplicaciones

SUAY GARCÍA, Beatriz (2020) Trabajo de Fin de Máster (TFM)

El acceso fácil a la información y la globalización han dado pie a la aparición de muchas modas dietéticas que se instauran a nivel mundial. Estas tendencias suelen estar enfocadas a la pérdida de peso, aunque, recientemente, se ha producido un cambio en la sociedad. Existe un mayor interés por el bienestar general, buscando no solo un físico concreto, sino un buen funcionamiento del metabolismo y una adecuada composición corporal. Es aquí donde entran en juego nuevas tendencias como el ayuno intermitente, la dieta cetogénica, la alimentación intuitiva o el denominado “carb cycling”. De entre estas modas o tendencias dietéticas, este trabajo pretende centrarse en el ayuno intermitente. Como su propio nombre indica, el ayuno intermitente es un modelo de alimentación cíclico, con periodos de ayuno y periodos de alimentación. Su enfoque principal es centrarse en cuándo se ingieren los alimentos más que en qué alimentos se ingieren concretamente. El objetivo principal de este trabajo es revisar el conocimiento actual del que se dispone en relación con el ayuno intermitente. En primer lugar, se analiza la presencia e influencia del ayuno intermitente en distintas culturas a lo largo de la historia. A continuación, se estudia la aplicación del ayuno intermitente como coadyuvante en el tratamiento de distintas patologías. Además, se investiga la relación entre el ayuno intermitente y el deporte. Finalmente, se evalúa la utilidad del ayuno intermitente como método dietético para la pérdida de peso. Para cumplir con estos objetivos, se realizó una revisión de estudios de publicaciones científicas y revisiones sistemáticas dedicadas al ayuno intermitente publicadas entre 1988 y 2020 a través de los buscadores PubMed y EBSCOHost. Además, también se consultó una serie de libros y páginas webs de organizaciones oficiales. En la búsqueda de revisiones bibliográficas y artículos científicos, se aplicó como criterio de inclusión que los estudios incorporaran información relativa a los efectos del ayuno intermitente en humanos. El principal criterio de exclusión fue que los artículos trataran únicamente experimentos en roedores u otros animales de laboratorio. Mediante la revisión bibliográfica, queda demostrado que el ayuno intermitente es una práctica presente en gran diversidad de culturas a lo largo de la historia. Este tipo de alimentación se encuentra desde los cazadores de la prehistoria hasta el Ramadán de la religión islámica que se sigue practicando en la actualidad. En este sentido, es especialmente interesante el papel purificador que tiene el ayuno intermitente en religiones como el judaísmo, el cristianismo o el islam. En términos generales, el ayuno intermitente podría definirse como una práctica en la que el individuo se abstiene de ingerir alimentos durante periodos superiores al ayuno que se produce habitualmente durante la noche. Actualmente, el ayuno intermitente adoptado como práctica dietética existe en tres modalidades: ayunos de día completo, alimentación limitada en el tiempo o ayuno en días alternos. El ayuno intermitente tiene una amplia gama de utilidades entre las que encontramos la pérdida de peso, su papel como coadyuvante en distintas enfermedades o sus múltiples beneficios a nivel cosmético. El éxito del ayuno intermitente frente a la restricción calórica para la pérdida de peso y el tratamiento de la obesidad se encuentra en la mejor adherencia de los pacientes a este tipo de dieta, ya que, con los días de alimentación ad libitum, tienen periodos de descanso en los que no sufren la ansiedad derivada del control calórico. Además, es importante señalar que los estudios realizados apuntan a que, en los días de alimentación ad libitum, no se produce una compensación a modo de ingesta excesiva de alimentos, lo que contribuye a la pérdida de peso. En cuanto al papel del ayuno intermitente como coadyuvante en el tratamiento de distintas enfermedades, se ha comprobado su efecto beneficioso en enfermedades tales como la diabetes, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las neurodegenerativas. Además, existen defensores de que el ayuno intermitente puede tener un efecto cosmético anti-edad derivado del elevado poder antioxidante de este tipo de alimentación. En conclusión, el ayuno intermitente, en sus distintos formatos, es una opción de alimentación muy extendida por todo el mundo y a lo largo de la historia con connotaciones culturales y religiosas. Existen distintos tipos de ayuno intermitente que varían en la frecuencia con la que se realiza la ingesta de alimentos, lo que puede contribuir a que personas con distintos ritmos de vida puedan adoptar esta tendencia nutricional. El uso de este tipo de alimentación como técnica para la pérdida de peso está muy extendida y tiene justificación científica. El ayuno intermitente puede proporcionar un gran número de beneficios si es utilizado como coadyuvante en el tratamiento de distintas patologías, siempre que se lleve a cabo bajo supervisión médica. Los beneficios más importantes del ayuno intermitente para el control de distintas patologías crónicas son la pérdida de masa grasa, su efecto antioxidante y la regulación de distintos biomarcadores como el colesterol o la insulina. En el deporte, el ayuno intermitente puede ser una herramienta en las fases de preparación previas a la competición, pero, con los datos disponibles, no puede considerarse una opción nutricional apta para deportistas en fase de competición. En el ayuno intermitente, es tan importante el momento en el que se ingieren los alimentos como la calidad de los alimentos que se ingieren. Esta forma de alimentación puede ser interesante para muchas personas por sus múltiples beneficios, aunque puede no ser apta para todo el mundo por los largos periodos de ayuno. El ayuno intermitente se presenta como una opción válida más dentro del arsenal de herramientas de los que disponen los nutricionistas.
The easy access to information and globalization has led to the appearance of many nutritional trends extended worldwide. These trends are generally focused on weight loss. However, there has been a shift in society, with an increasing interest toward general wellbeing. People do not only look for a specific physical aspect, but also the correct ing of their metabolism and an appropriate body composition. This is new trends such as intermittent fasting, ketogenic diets, intuitive eating or carb cycling come into play. Among all these nutritional trends, this work is focused on intermittent fasting. As its name indicates, intermittent fasting is a cyclic feeding model with fasting periods and nutritional periods. Its main focus is on when food is eaten rather than on what food is eaten. The main goal of this work is to review the existing knowledge on intermittent fasting. Firstly, its presence and influence in different cultures through history is analysed. Following, its application as adjuvant in the treatment of different pathologies is studied. Furthermore, the relationship between intermittent fasting and sport is researched. Lastly, its usefulness and viability as a weight loss method is evaluated. To achieve these goals, a bibliographical revision was carried out among scientific articles and reviews published between 1988 and 2020 by consulting PubMed and EBSCOHost. Additionally, books and webpages of official organizations were also consulted. The fact that the data provided mentioned the effect of intermittent fasting in humans was used as an inclusion criterium in the search of reviews and scientific research articles. The data collected prove that intermittent fasting has been practiced in many cultures throughout history. This type of can be found from prehistoric hunters to Ramadan in the Islamic religion, which continues to be practiced currently. In this sense, the purifying properties of intermittent fasting is highlighted in religions such as Judaism, Christianism and Islam. In general terms, intermittent fasting could be defined as a practice in which the individual refrains from consuming food during periods longer than the usual fasting that takes place during the night. Currently, intermittent fasting used as a dietary practice exists in three types: whole day fasting, time-restricted feeding or alternate-day fasting. Intermittent fasting has a wide range of applications, including weight loss, adjuvant in the treatment of different diseases of a series of cosmetic benefits. The success of intermittent fasting against caloric restriction for weight loss and treating obesity lies on the fact that there is a better adherence from patients to this type of diet, seeing as the ad libitum feeding provide rest days in which they do not suffer the anxiety derived from counting calories. Furthermore, it is important to note that the reviewed studies suggest that, on the ad libitum feeding days, there is no caloric compensation with the fasting days, which contributes to the weight loss. As for the role of intermittent fasting as adjuvant in the treatment of different diseases, its beneficial effect on diseases such as diabetes, cancer, and cardiovascular and neurodegenerative diseases has been proven. Additionally, some people suggest that intermittent fasting can have an anti-aging effect derived from the strong antioxidant effect of this type of feeding. In conclusion, intermittent fasting, in its different formats, is a widely extended trend worldwide and throughout history with cultural and religious connotations. There are different types of fasting that vary in the frequency of the meals, which can contribute to a better adherence in people with different habits. The use of this type of feeding as a weight loss technique is widely extended and scientifically proven. Intermittent fasting can provide a number of benefits if it is used as an adjuvant in the treatment of different diseases as long as it is carried out under medical supervision. The most important benefits of intermittent fasting are fat loss, its antioxidant effect and the regulation of different biomarkers such as cholesterol and insulin. In sport, intermittent fasting can be a tool in preparation phases previous to competition but, with the data available, it cannot be considered a nutritional option for athletes participating in competitions. In intermittent fasting, the timing of the food ingested is as important as the quality of said food. This type of diet can be interesting for many people for its multiple benefits however, it might not be bearable for everyone due to the long fasting periods. All in all, intermittent fasting is presented as a valid option within the arsenal of tools available for nutritionists.
  • Tipo de documento: Trabajo de Fin de Máster (TFM)
  • Directores: Agustina Sánchez
  • Tipo de autorizacion: Acceso abierto
  • Título obtenido: Master Nutrición y Dietética (online) | IMF Formación
  • Derechos: CC Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España